logo

Logo: Consejos para crear y diseñar un buen logotipo

¿Por qué son necesarios los logotipos?

En un mundo hiper competitivo todas las empresas desean diferenciar su marca con respecto a sus competidores y al igual que nuestro nombre nos hace únicos, toda empresa quiere tener su propia identidad no solo en base a su nombre comercial o lema, si no a la imagen completa que proyecta al exterior y que inexcusablemente contiene su propio logo.

El logotipo representa la imagen inmediata que una marca desea trasladar a su público. Por ello valerse de un buen logo que represente los principales valores y el carácter general de una empresa no es una cuestión baladí.

Los clientes tienden a vincular una marca rápidamente a una sensación a través de su experiencia con ella y por supuesto en base a la imagen que la empresa proyecta en el mercado. En este caso, el logotipo se convierte en la carta de presentación de toda empresa y como ocurre en la vida real, una primera impresión es muchas veces la impresión más importante, por ello se deberán cuidar ciertos aspectos con mucho detalle.

Tanto si tienes el encargo de diseñar un logo para una empresa como si estás pensando en diseñar un logo para tu marca personal, en el siguiente post te daré unas cuantas claves que te vendrán estupendamente para recrear la imagen de una marca.

 

logos

Diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo y saturado de imágenes es fundamental para cualquier marca.

 

Realmente estamos acostumbrados a llamar logotipo a cualquier representación visual de una marca, bien sea mediante letras (el caso de Coca-Cola) o mediante imágenes (Nike o Apple). La realidad es que existen distintos formatos de identidad visual según la representación se constituya con texto, imagen o ambas.

  1. Logotipo: es la forma coloquial que tenemos de citar a la representación gráfica de las marcas. Aunque el logotipo como tal, solo vendría a referirse a la parte textual de una identidad de marca.
  2. Imagotipo: es la combinación de una parte textual y de icono que se pueden representar de manera separada.
  3. Isologo: se da la combinación de un icono y un texto pero sin poder separarse ambas partes.
  4. Isotipo: se refiere a la parte icónica de una marca que no viene nombrada (por ejemplo: la manzana de Apple).

1) Menos es más

En diseño gráfico la tendencia ha sido simplificar enormemente el peso visual de la imagen de marca y ésto ocurre básicamente porque estamos saturados de información diariamente y cuanto antes se lea y entienda una imagen/logotipo; más fácil será que la gente se acuerde de él.

De esta manera es mucho más acertado diseñar un logo con letras claras e iconos muy simplificados que puedan ser percibidos de un vistazo. Por supuesto no utilices ni degradados ni sombras paralelas ya que este tipo de recursos son del todo anticuados y lo único que conseguirás será desvirtuar la imagen que deseas proyectar.

 

2) Reflejar el carácter de la marca

Un logotipo debe resumir en muy poco espacio el carácter general de la marca y el sector donde se ubica porque la decisión de compra se basa muchas veces en factores superficiales que el cliente percibirá en pocos instantes.

 

3) La elección de los colores es vital

Cada color tiene un significado y llega a ser prácticamente universal en la cultura occidental. De hecho el color es procesado por el cerebro como emoción y éste será recordado como tal. No conviene introducir más de 2 ó 3 colores en un logotipo  y por supuesto deberán estar vinculados a la esencia de lo que desee proyectar la marca.

 

4) Diseño adaptable/flexible

Un buen logotipo debe poder representarte en diferentes plataformas y para ello debe ser flexible en cuanto a su tamaño e incluso gama cromática. Por ello debe ser muy legible y claro, precisamente para que las combinaciones posibles que se creen, sean igualmente válidas en distintos soportes y texturas. De igual manera, es recomendable dejar indicados los usos correctos e incorrectos del logo: diferentes gamas, tamaños, combinaciones de elementos, etc.

 

logo

Un logotipo debe resumir en muy poco espacio el carácter general de la marca y el sector donde se ubica

 

Significado de los colores

1) Blanco

El blanco representa pureza, inocencia, paz y también un nuevo comienzo (de ahí la expresión “hoja en blanco”). Se combina fácilmente con el resto de colores y sirve para enfatizar conceptos o ideas. Resalta mucho si se expone en negativo, es decir, el color original del fondo y el logotipo solamente perfilado sobre dicho fondo.

Este tipo de recursos en negativo o directamente logos creados en blanco y negro, son creados habitualmente para que puedan ser expuestos sobre numerosos relieves y colores. De hecho, la combinación de negro y blanco es un clásico y al igual que ocurre en la naturaleza, la conjunción de estos colores antagonistas crea la percepción visual más potente. Desde luego que si quieres llamar la atención, utilizar negro y blanco es la solución.

 

2) Azul

El azul es un color que inspira calma y tranquilidad. Se asocia a elementos naturales que inspiran armonía como el cielo y el agua. El azul es sinónimo de armonía, pureza, seriedad, y seguridad. Habitualmente se utiliza en empresas tecnológicas para dar confianza a productos que muchas veces son disruptivos o muy innovadores. Normalmente, cuando más oscuro sea el azul, creará mayor sensación de seguridad pero también de distancia y profesionalidad.

 

3) Rosa

Es el color relacionado con lo femenino, es amigable, que inspira ternura y delicadeza en sus matices más claros aunque tiende a la jovialidad e inocencia y a la energía según usemos tonos más oscuros. Se asocia con el optimismo, la transparencia y a veces incluso con la ingenuidad.

4) Naranja

Es un color con mucha fuerza y originalidad, se vincula con aspectos transgresores y creativos. Representa la alegría, el dinamismo y la independencia de pensamiento. También representa cercanía y calidez y atrae especialmente al público joven ya que llama fácilmente la atención. Se vincula con productos novedosos y disruptivos.

 

5) Rojo

Es un color muy potente que se asocia con emociones fuertes como el amor, el odio y el peligro. Tiene una alta visibilidad al igual que le ocurre al naranja, aunque en el caso del rojo es aún mayor y a veces se vincula con aspectos de peligro.

 

6) Amarillo

El amarillo es el color por antonomasia de la alegría y el optimismo. Es un color muy brillante que capta la atención con facilidad, por eso se suele añadir a indicaciones de precaución. Al igual que el rojo es un color cálido y dinámico pero algo más informal e infantil, así que puede utilizarse en multitud de soportes para llamar la atención de una forma más amena y jovial.

 

7) Verde

El color verde es tranquilo y relajante, se vincula con la naturaleza y los productos ecológicos y sanos. Es un color que trata de llegar a la esencia de las cosas y busca una comunicación transparente y cordial con el público al mismo tiempo que reviste cierta simpatía y jovialidad.

 

8) Marrón

El marrón es un color poco utilizado en logos porque aunque es cálido, no es especialmente llamativo. Es un color que reviste cierta formalidad y neutralidad, utilizado en negocios de madera y construcción y aquellos que buscan una imagen seria y tradicional.

 

9) Púrpura

El morado o púrpura es un color con cierta trascendencia y misterio. Al igual que el rosa se asocia con la feminidad y sofisticación aunque resulta más serio y formal. Está especialmente vinculado al lujo y a aquellos productos que buscan crear cierta distancia, de manera que generen la imagen de poco accesibles o de elevado precio.

 

10) Negro

El color negro refleja elegancia y seriedad y es combinable con prácticamente toda la gama cromática. Destaca especialmente sobre fondos claros y es fácil que comunique diversos mensajes como confianza, dignidad y sobriedad.

 

Gala de Pereda
galadepereda@gmail.com